Jardín

¿Recuerdas cuando nadamos en el océano?
Ahora sabemos lo que hay en el fondo
¿Recuerdas cuando corríamos al aire libre?
Ahora sabemos que hay en la naturaleza
Solía pensar que este amor fue enviado del cielo
¿Cómo lo perdimos? No puedo volver otra vez
Dime, ¿es esta la luz de fuera?

Así que, ¿ dejamos este jardín de Eden?
¿Estamos dejando este jardín de Eden?

Solía andar alrededor de tu apartamento
Nada más que una sonrisa en mi
Pero esta noche me siento tan autoconsciente
¿No es tan claro para ver?
Nada es perfecto en el paraíso
No sé lo que vale la pena hasta que tu pagaste el precio
¿Cuándo te muerdes la lengua no te sale sangre?

Ahora que se lo que se no que se
Pero es difícil de encontrar el significado
¿Dónde vamos?

He llorado por ti, y he corrido por ti
Yo moriría por ti, pero ¿harías esto por mí?
Dime la verdad, que quieres hacer
¿Soy yo o tú?
¿Estás conmigo, cariño?

CHAB

Sin Despedidas

Tal vez un día pueda verte, podamos sonreír y saludarnos y estará bien, tal vez un día no habrá problemas, podríamos ser solo amigos sin las complicaciones que ello conlleva.

Cuando empezamos a decir cosas… Sí, te hago daño, y tú me haces daño a mí… Sí, hicimos algunas cosas que nunca podremos retirar y nos esforzamos mucho para arreglarlo, pero lo rompimos más y supongo que algunas cosas no están hechas para durar.

¿Es mucho pedir?

Por esta noche, amemos como si no hubiera despedidas, solo por esta noche, hagamos como si todo estuviera bien. ¿Por qué no nos abrazamos, nos usamos, nos susurramos bonitas mentiras?. En una habitación oscura, no tenemos que ver la luz de la verdad entre tú y yo, podemos permanecer ciegos mientras tanto, dejar que nuestros cuerpos digan lo que parece que nunca podemos comunicar… Incluso aunque sea demasiado tarde.

Tal vez un día te veré, solo sonreiré y saludaré y estaré bien.

CHAB

Ámate mujer!

¡con una chingada!

Y llámate cabrona cuando nadie pase sobre ti.

Cuando no dependas de un pendejo para ser feliz.

¡Ámate con una chingada!

Que sólo tú puedas llamarte pendeja por puro gusto y que nunca lo haga ningún cabrón.

Que sólo permitas que te llame puta el hombre que tengas entre las piernas.

¡Pero Ámate chingao! Tanto que no cualquier pendejo te baje los calzones, tanto que solo seas capaz de permanecer a lado de un hombre que admiras.

Ámate tanto que sepas que no mereces tan poco y busques mas.

¡ Ámate chingao! Manda a la mierda los celos e inseguridades que quien quiere estar está y quien no quiere estar no es necesario.

Toca tu cuerpo, descubrete y valora cada centímetro, así con sus estrías y las marcas que ha dejado el tiempo.

Ámate tanto que cuides de ti… Ámate demasiado….

Chocolate

Si, lo que pasa es que no tengo la capacidad de afrontar mis sentimientos y prefiero evadirte. Pero no hablar de ti, no significa que no te demuestre. He comprendido que tu necesidad de tener algo que yo no te puedo dar, te ha llevado a buscarlo, a tu modo, pero sé que de fondo has comenzado a hacerlo, y es tu inicio. Hay cosas que he notado en ti de las que no quisiste platicarme, ocultarme cositas que aunque no te lo dije, supe y acepté. Se que sales con alguien, que aún la ves en cada oportunidad y procuras sus palabras, (sé perfectamente quien es) es una de ellas. Me parece bien que te des la oportunidad de ampliar tus horizontes y estoy de acuerdo en que he tenido mucho de culpa por meterme en tu vida una y otra vez, tras terminar, y ya no quiero. Te mereces más felicidad de lo que mi relación te puede dar. Es difícil lidiar con lo bueno, con lo que extrañamos de nuestra relación, pero también será mejor para los dos, para nuestra salud y para nuestras creencias que me aleje. Tengo miedo de que vuelva el insomnio y la estupidez a mí, como cuando nos separamos, pero de tanto daño que nos hemos hecho ya no quiero más. Por lo que me falto, por lo que no te ofrecí. De ahora en adelante y para variar, mis problemas y sentimientos no me importarán, de ahora en adelante sólo tu eres el que importa, tu tranquilidad, tu felicidad. Es lo único y mejor que puedo hacer por ti, ofrecerte mi ausencia. Con un nudo en la garganta me despido, esperando que te vaya bien en tus decisiones. No existen palabras que expresen el dolor de no verte, o tenerte cerca. Físicamente duele, pero en un momento, esto se hizo obsesivo. Si me preguntas, si, estoy obsesionada contigo, algo que no he comprendido con los años que tengo de amarte, con lo que nos gusta, pero desde el principio estuvo mal encaminado. Estas palabras siento que pueden extenderse hasta calmar mi tristeza, y a la vez acentuarla, por eso, nunca quise escribirte más. Lo que siento por ti es una ironía, es una mentira y una verdad a la vez, es fantasía y golpes de realidad. Es confuso y doloroso, confuso y hermoso. Nunca pude conciliar la idea de sentirme tan enamorada de ti pero repudiarte. Esa dualidad te confunde lo sé, y no te deja ser feliz a mi lado. Me despido pero debes saber que muy dentro de mí y hasta el final seguirás. Pese a que mis acciones gritan lo contrario, sé que tu amor, es lo mejor que me pudo pasar en estos años. No tengo más que ofrecerte para compensarlo que esta decisión. Fuiste un gran amigo.

CHAB

Vivan!!!

Salgan con amigas y olvídense del resto del mundo, pacten verse una o dos veces por semana, y si coincidir se les dificulta demasiado, véanse al menos una vez al mes, no se vuelvan una voz lejana en el teléfono, reúnanse, ríanse de estupideces, recuerden viejas anécdotas, hablen de su vida íntima, comenten esa vez que se fueron de un baile con un hombre guapo del que no sabían ni el nombre… Inventen historias graciosas, hablen de probabilidades, barajen posibles futuros o cuenten sus secretos; disfruten el tiempo compartido, beban hasta que las narices y las mejillas se les pongan rojas o tomen café mientras comentan sus planes a corto plazo.

Vívanse, entre risas y abrazos; entre gritos de euforia y silencios de comprensión. Quiéranse mucho, y no dejen de decir lo que piensan la una de la otra, acompáñense durante la vida y piensen que el mañana siempre es incierto, como una lotería…

CHAB