Un día de diciembre

Dicen que ni los cuentos de hadas ni los príncipes azules existen. Y créanme, la vida da muchas vueltas, y no sabes cuando realmente puedes vivir uno de verdad.

Según la física cuántica, existen miles de posibilidades a la vez, pero a nuestra simple vista tan solo podemos alcanzar una de ellas. Eso no significa que todas las demás no sean probables. De hecho, existen todas las posibilidades a la vez, solo que cuando escogemos, es cuando aquella realidad se manifiesta ante nuestros ojos.  Y la verdad, me alegra saber que esas partículas han viajado a años luz para poder encontrarte y formar parte de mi realidad. Gracias a ello puedo ver tu maravillosa sonrisa cada día al levantarme…

Quizás con los años esto pase a ser otra de muchas historias de amor, pero de lo que estoy segura es que estos recuerdos permanecerán conmigo hasta el fin de mis días.

Nuestro primer día fue claramente algo inimaginable. Tu mirada consiguió intimidar mis sentidos y mi cuerpo temblaba al verte frente a mí. Pero después de aquel beso mi vida empezó a cambiar.

Recuerdo claramente cuando empezó todo. Aquella sensación de alegría al ver tu primer mensaje. La felicidad que me producía el hablar cada día contigo. El despertar al día siguiente y ver el entusiasmo que teníamos por decirnos los buenos días. Las horas pasaban hablando cada noche. Y él tiempo que pasaba sin ti se hacía eterno.

Y lo mejor de todo, es que a día de hoy, parte de esta historia sigue ocurriendo.

Nuestro primer encuentro fue realmente especial, y la verdad es que debo decir que no me terminé de creer que fueras real. Tú, una persona tan atenta, admirable, tan dulce y tierna podría estar con alguien como yo. Quizás fue el destino, no lo sé. Pero de lo que estoy segura, es que el poco tiempo que he pasado contigo ha sido como estar en el cielo. Tú, que siempre encuentras la forma de hacerme reír y que todo sea magia a tu lado. Realmente no sé cómo lo harás. Pero lo poco que he vivido contigo has conseguido cautivarme como nadie ha conseguido hacerlo. Y tú fuiste capaz de hacer mi cuento de hadas hecho realidad…

Debo decirte que jamás podré olvidar nuestra historia, porque historias hay muchas, pero la nuestra es sin duda un sueño hecho realidad.

Gracias por hacer posible lo imposible aunque ya no estes aquí.

CHAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s