Me enamoré de un cabrón, de esos que te rompen el alma y te dejan sin aliento para poderte levantar, me enamoré de un cabrón, de los que te hacen volar para después cortar tus alas, de los que te aprietan tan fuerte que te sientes tan segura y piensas que jamás te soltarán. Maldito cabrón. Eras el diablo vestido de oveja; Te mendigué amor y me humillé, tanto que me desconocí y mi alma ya no era mía, sino tuya, te lloré tantas noches, y me preguntaba porque ya no era suficiente para ti… Me hiciste sentir la mujer más miserable de la tierra, pero cabrón, si estás leyendo esto quiero que sepas que estoy viva, que limpié toda la mierda que dejaste en mi alma, que ya no creo en palabras y ya no me gustan las rosas rojas.

Ahora soy carmín, me volví en un ave libre para volar, soy un alma sin dueño y tal vez en el diablo vestido de mujer, y hazte un favor amor, cabrón no regreses, por que te aseguro que no te gustará descubrir a la hija de puta que tu mismo creaste.

CHAB

Un comentario sobre “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s