Ámate mujer!

¡con una chingada!

Y llámate cabrona cuando nadie pase sobre ti.

Cuando no dependas de un pendejo para ser feliz.

¡Ámate con una chingada!

Que sólo tú puedas llamarte pendeja por puro gusto y que nunca lo haga ningún cabrón.

Que sólo permitas que te llame puta el hombre que tengas entre las piernas.

¡Pero Ámate chingao! Tanto que no cualquier pendejo te baje los calzones, tanto que solo seas capaz de permanecer a lado de un hombre que admiras.

Ámate tanto que sepas que no mereces tan poco y busques mas.

¡ Ámate chingao! Manda a la mierda los celos e inseguridades que quien quiere estar está y quien no quiere estar no es necesario.

Toca tu cuerpo, descubrete y valora cada centímetro, así con sus estrías y las marcas que ha dejado el tiempo.

Ámate tanto que cuides de ti… Ámate demasiado….

3 comentarios sobre “Ámate mujer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s