Pasado

Imagen11

Tenia 21 años, un corazón completo que nunca había sido lastimado, en su pecho un pequeño vació que a toda costa quería llenar  pero sin saber como, tal vez, de vez en cuando se imaginaba historias de amor que terminaban siendo ella caminando, entrelazada de sus manos de alguien a quien nunca había conocido. Gustaba de la música, los conciertos, las tocadas locales, y de vez en cuando alguna bebida que le refrescara los labios. Que difícil debe ser no corresponder a un enamorado. Huyes del amor, corres, corres, corres y de repente ¡Puuum! frente a ti un par de ojos te miran…

 -¿Qué tienes? ¿Te puedo ayudar en algo? –

-El chico que viene atrás no ha dejado de molestarme-

Esa es la primera casualidad, desde el primer momento necesitó de el… No, no fue amor a primera vista, no hubo un primer beso, no hubo ninguna mariposa en su vientre, esa noche solo la ayudo y ninguno de los dos pensó en el otro.

Que curioso, hasta los planetas se alinean para llevar a cabo lo que parece imposible, cuando dos personas están destinadas a cruzar sus vidas no importa el tiempo, lugares ni fechas. A la misma hora, el mismo día, y la segunda casualidad ¡Claro, una amiga en común! ¿Cómo después de haber pasado tantas semanas de aquella noche preguntan el uno por el otro en tiempo exacto?

Como en todas las historias de amor, hubo conversaciones hasta la madrugada, rechazos para salir, enojos, pero desde el primer momento estaban el uno para el otro. Y sucedió lo que el cielo quiso que sucediera… ¡Un encuentro programado!  en el lugar donde se vieron por primera vez, ella con 21 años en su rostro y cuerpo, 1.60m de estatura, el 11 años mayor y  una cabeza mas alto que ella…  Lo miro, y algo había cambiado, lo quería suyo, la primera vez no distinguió el tono miel de sus ojos, su cabello alborotado ahora tenia secuencia y cada hebra de cabello estaba en su lugar, la silueta de su cuerpo era perfecta, era la pieza del rompecabezas, la que faltaba y encajaba con ella.

-¿No me vas a saludar?-

-Pensé que estabas enojada conmigo-

-Claro que no-

10 segundos de silencio, y sin pensarlo sus labios ya posaban en los de ella, fue un beso que se extendió… y les diré como supo que era amor, tal vez, no describa lo que realmente sintió porque solo ella lo sabe. Cuando abrió los ojos, el mundo ya no era igual, quedaba muy poca gente en aquel billar, el tiempo se detuvo y lo único que escuchaba era su corazón… Sin mas que decir se despidieron -Te hablo mañana- -Esperaré tu mensaje-

CHAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s