Tú 


Puedo clavar mis ojos en busca de tu mirada perdida y el burdo desapego por el aquí y el ahora, Apretarte la mano, pellizcarte la piel, abrazar tu cintura, jalarte el cabello o susurrarte al oído que despiertes y regreses a la dimensión desconocida, conocida ya por todos. Pero hoy te prefiero así: ausente, disoluto. Inmerso en tu recóndito presente imaginando absurdas formas, escupiendo colores, transfigurando la realidad, retando los sueños, reiventandote, reinventandome una y otra vez para masticarnos sin historia alguna, sin principio, ni fin.

CHAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s