Te quise como si no fueras a doler

llorar

Parece que querer bonito, ahora es un defecto… Llegaste y me acostumbraste a ti, a tus “buenos días” todas las mañanas, a tus caricias, a tus besos, a tu olor y a tus “buenas noches “. Día a día fuiste formando parte de mí, todo de ti me gustaba, hasta lo que yo no entendía, pero  yo, tonta e ilusa, pensé que eso sería eterno, pensé que nunca se acabaría; no contaba con que perderías el interés de un día para otro, no contaba con que te tornarías frío y de pronto me trataras con tanta indiferencia, como si nunca hubiéramos reído juntos, como si nunca nos hubiéramos tomado de la mano para volar juntos.

 No me acostumbro a no extrañarte, a no pensarte, a no querer saber de ti… ¿Cómo le hiciste para olvidar todo eso? ¿Cómo es que no me extrañas? ¿Cómo te acostumbraste a estar sin mí? Dime porque yo aún no puedo. Aunque no haya querido, te quise, te tomé un gran cariño, no sé por qué ni en qué momento, simplemente pasó y no me di cuenta cuándo perdí el control en mis sentimientos, quizá lo supe hasta que empecé a sentir que te perdía.

Tal vez no me duele extrañarte, tal vez me duele que tú no me extrañes y tal vez lo que extraño es la idea que tenía de ti.

 Pero lo que más me da coraje, es que yo batallo tanto en encontrar a alguien con quien abrirme, con quien compartir mis ideas y cuando decido no ser tan antisocial y demostrar que tengo sentimientos, lo hago con alguien que no lo valora. Me atreví a quererte como si no fueras a doler, como si no me fueras a dejar cicatriz y ni siquiera fuiste tan valiente para decirme que se había acabado, que ya no estabas interesado, simplemente te alejaste y empezaste con excusas- Las despedidas sin decir “adiós” son las que más duelen y más calan en los huesos.

Si quieres estar solo, está bien, pero no des alas si a la mera hora tú eres el temeroso, el que no se va a lanzar y prefiere seguir caminando en el lado cómodo de la vida.

Gracias a ti recordé que el amor duele y cala, el pecho te duele sin alguna explicación y las lágrimas no se terminan en una noche; ojalá en cada lágrima que sale de mis pupilas, salieras tú junto con ellas, hasta que no quede nada de ti dentro de mí, tal vez así sería más fácil la parte de olvidar. Es gracias a ti que recordé por qué ya no me gustaba tener citas o dejar que crecieran sentimientos dentro de mí, porque al final, si las cosas no resultan ser como uno las idealiza, duele.

Supongo que yo sola me rompí el corazón desde el momento en que te metí en él, porque al final no te quisiste quedar adentro y te saliste, y ahora siento un vacío, tu vacío. Espero pronto dejar de pensarte, espero deje de doler tu indiferencia, espero encuentres a quien de verdad te quite las ganas de “estar solo” y ahora tengas la suficiente madurez de decir las cosas claras desde un principio.

 Gracias a ti ahora entiendo que hay personas que son fugaces en nuestra vida y que fuiste una felicidad temporal muy bonita, pero sólo temporal, fue hasta que te duró el gusto, hasta que te aburriste; quizá no sabes el daño que ocasionas, quizá no sabes cuánto puedes llegar a doler y por eso lo haces, no tienes idea de que tus acciones traen consecuencias y que jugar con los sentimientos de las personas es lo peor que puede existir. Ahora sé que si alguien me quiere en su vida, me pondrá en ella y no tengo que andar rogando por el puesto.

Ahora sé que no hay que ilusionarse con un “me gustas”, una mirada o una palabra bonita, en esta época de la vida, ya no significa nada.

Sé que te voy a extrañar y me vas a seguir doliendo, pero no te lo diré, porque decírtelo es como hablarle a una roca, no obtengo respuesta alguna y sé que el silencio también es otra forma de responder y lo mejor que puedo hacer es soltarte, porque aferrarse a alguien es otra forma de causarme dolor.  Ya no tengo tiempo de seguir anhelando algo que no tiene remedio…

Y créeme, te voy a olvidar tanto, que hasta vas a dudar de tu existencia.

 

CHAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s