Es difícil parar la hemorragia del corazón… 

b445739d42d7110eeeeae92db768ddc8

Mil días son los que necesito para curar, después de haberme roto el corazón.

Pero no importa el tiempo que se requiere para curar, para dejar de sangrar. Porque al final, tú eres la razón por la cual mi corazón sigue latiendo, mis ojos despertando y mis sentimientos intactos.

Las fiestas y bailar perdieron sentido sin tus ojos verdes como testigos. Quiero respirar tu aroma ese que aparece, sólo cuando cierro los ojos. Mi amor por ti, vivirá hasta mi último latido y cuando suceda ese último latido, quiero que sepas que te amé más de lo que ha umanamente se puede amar.

No quiero que pienses que esta es una clase de poesía barata, pues, sólo son palabras que aparecen al cerrar los ojos, al sentirte tan lejos, pero cerca.

Tomo whisky en la cama, escucho música mirando el techo y siento la entrada del otoño en mi piel eriza. El ritmo de la música me trae tus recuerdos y me invento nuevos.

Ven, pretendamos que estoy allá, sabiendo que estoy aquí. Pretendamos que te importa, aunque no sea así, pretendamos que me sueñas cada noche, aunque sé que nunca lo haces. Pues eres tú, al que pienso mañana, tarde y noche. Fue por ti, por quien descubrí que en 1000 días se cura un corazón…

Y que cuando se ama, se ama para toda la vida.

CHAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s