Echar a volar tu imaginación…

Es increíble lo que una imagen puede producir en nosotros.

En cuanto vi esta foto …

descarga.jpg

me vino una emoción, una sensación bien rica y la imaginación echó a volar en un dos por tres.

Frente a esa mesa con leche y galletas vi un sillón rojo, un destello de luz entrando por la ventana. Escuché los pasos de alguien acercándose a la casa. De pronto, de la nada, aparecí brincando de emoción, me avalancé a abrir la puerta y mis ojos se iluminaban al ver quien llegaba. Supongo que era mi “enamoramiento” en curso. Era  la persona en quien estaba depositada toda mi ilusión y amor. Le abrazaba fuerte, fuerte y el ver sus ojos brillando por mi, el sentir el roce de su barba en mi cachete, me hacía explotar de alegría, de tranquilidad. La puerta se cerraba y yo saltaba para brincarle encima. ¡Qué rico esos momentos de emoción total en los que el mundo se desvanece y lo único que existe es un sentimiento compartido!

El sol de la tarde iluminaba perfectamente la atmósfera y la sala, dibujando triángulos en el piso, el aire soplaba fresco y mi piel se sentía húmeda, suave y tibia a la vez.  Nos sentábamos en el sillón y comenzábamos a platicar de esas cosas simples que sólo a nosotros nos interesan.

Ese cafetera, esa taza y esas galletas eran lo perfecto para brindar, celebrar, apapacharnos y hacer planes para más tarde…. O para decidir quedarnos, besarnos y hacer el amor.

CHAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s