Yo sé lo que quiero… Y lo quiero a usted

No mal interprete mis intenciones, que he sido bastante clara con usted.Yo quiero de usted eso que tiene y que me brindara placer.

Yo quiero su cuerpo.

No me interesa si la sociedad me juzga, yo sólo sé lo que quiero y lo quiero a usted, no quiero un romance, ni dulces ni chocolates, no quiero cartas ni canciones con dedicación.

Quiero su cuerpo. Quiero sus manos recorriendo mi cuerpo, sus labios sobre los míos, enseñándome lo majestuoso que tiene usted.

No le pido una cena a la luz de la luna, no le pido una caminata por la playa, no me interesa vivir una relación, lo único que pido, es a usted en una cama.

Qué importa el qué dirán, es mejor dejarse llevar por sus pasiones y no dejarlos encerrados en su interior, sintiendo cómo lo acaban por dentro, son sus demonios, los que llaman a mi cuerpo, pidiendo a gritos libertad.

¿Y quién soy yo para no ayudarlo?, me parecería egoísta no hacerlo. ¿Qué no ve?, ¿qué no lo tiene claro? Le soy honesta, no quiero una relación rosa, no soy de esas mujeres que sueñan con la relación perfecta, no quiero al hombre perfecto, pero tampoco sienta que sólo lo quiero utilizar como un objeto sexual, usted me atrae y quiero que me tome.

No le pido el cielo ni las estrellas, no quiero que me baje la luna y el sol, lo único que le pido es que lleguemos juntos al nirvana. Deseo besar su pecho e ir bajando hasta su abdomen.

Deseo tanto sus manos, sus caricias, una noche con usted es lo único que le pido. Soy una mujer que lo quiero a usted de la manera más indecorosa, pueden llamarme pecadora, pero usted es la tentación más grande que tengo y quiero ceder ante usted.

Pero por favor no confunda la atracción con el amor. Yo a usted no lo amo, eso debe tenerlo claro, como sé que usted no me ama, no tenga miedo, por mi atrevimiento. Déjese llevar, mis demonios piden a los suyos, mis labios desean a los suyos, mi cuerpo me pide a su cuerpo.

Yo sé que usted me desea y no puede negarlo, se nota en su mirada, como se nota en mi cuerpo que yo le deseo a usted.

Déjeme decirle una última cosa, no estaremos sujetos a obligaciones, usted siempre será libre, así como yo lo seré, si usted llega a encontrar a alguien, no se detenga y vaya por ella, que yo entenderé; porque si el destino o la vida lo desea, yo encontraré a ese alguien y no me detendré por usted.

Esté consiente que lo de nosotros es puro instinto, sólo serán esas ganas de complacernos mutuamente, en la noche seremos uno y por la mañana volveremos a ser dos.

Lo deseo a usted y usted me desea a mí.

CHAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s